La Distancia del Dinero

La Distancia del Dinero

Luis Francisco Ruiz busca transmitirte que tras estudiar el mercado y conseguir dilucidar tu estrategia a seguir, lo mejor es automatizarla. Para facilitar la gestión y reducir parte del peso emocional de la toma de decisiones de inversión.

A lo largo de este libro, el autor ha querido desarrollar una serie de herramientas que nos permitan obtener de los mercados de renta variable una analítica de la que podamos partir y si esta relación se mantiene podremos, obtener un beneficio económico.

Es decir, desglosa diferentes formulas estadísticas para aprovechar al máximo las tendencias del mercado y minimizar tus riesgos.

El autor, lo expone a lo largo del ejemplar con diferentes casuísticas y estudios que él mismo ha ido realizando.

Puntuación de “La Distancia del Dinero”

Sencillo: 7

Adictivo: 2

Práctico: 3

Mi puntuación global: 4

Recomendable: No

Descripción

Libro: La Distancia del Dinero

 

Editorial:

Estrategias de Inversión nace como plataforma para ofrecer al inversor los diferentes servicios de valor añadido que hay en el mercado. Su  filosofía es buscar, seleccionar y ofrecer las herramientas y contenidos que necesita el inversor para tener toda la información necesaria para maximizar su inversión. (Para saber más de ellos, click aquí)

 

Autor: 

luis francisco ruiz

Luis Francisco Ruiz,  es un analista, Licenciado en Economía y Máster en Mercados Financieros, que ejerce en la actualidad de director de análisis de Estrategias de Inversión. Además es el director del máster de práctico de inversión y trading online de la publicación. (Saber más) 

 

 

 

Mi opinión:

A lo largo de este libro, el autor ha querido desarrollar una serie de herramientas que nos permitan obtener de los mercados de renta variable una analítica, si esta relación se mantiene podremos obtener un beneficio económico.

Es decir, desglosa diferentes formulas estadísticas para aprovechar al máximo las tendencias del mercado y minimizar tus riesgos.

El principal cometido que intenta transmitir Luis Francisco Ruiz es, que tras estudiar el mercado y conseguir dilucidar tu estrategia a seguir, lo mejor es automatizarla. Para facilitar la gestión y reducir parte del peso emocional de la toma de decisiones de inversión.

En grandes rasgos, eso es lo que busca transmitir el autor, exponiendo durante el ejemplar diferentes casuísticas y estudios que él mismo ha ido realizando.

No me ha gustado el libro, porque no me ha llegado a aportar el valor que buscaba.

Es cierto, que puedo extraer algunas citas y algunas reflexiones, pero nada más.

Creo que se centra muy de lleno en los números y en hacer ver que ha creado un sistema con el que puede intentar batir al mercado, retirando el aspecto emocional de la inversión.

Pero me podría haber sido de mayor utilidad que me dé las herramientas necesarias para probar y crear mi propio sistema y ver como poder automatizar ese proceso de búsqueda o ver como poder hacer una búsqueda de esos patrones que menciona, que el propio hecho de reiterarse en la rentabilidad de su estrategia.

Es un libro sencillo de leer, pero al ser muy enfocado a los datos, me ha resultado aburrido y por ello creo que quizás no le he sacado el jugo que me gustaría y puede que otra persona si pueda valorarlo mejor que yo, desde otra perspectiva.

Personalmente, quitar el factor psicológico y emocional de la inversión para un especulador, es quitarle la pasión por invertir.

A mí me apasiona la bolsa y es cierto que mis mayores pérdidas han sido por aspectos emocionales que el autor quiere suprimir.

Pero no solo invierto, por rentabilizar mi dinero, hoy, lo hago sobre todo por aprender, por crecer no solo mis conocimientos en el mundo bursátil sino aumentar mis capacidades de autocontrol y buscar conocerme mejor.

Aprender a leer entre líneas y a saber leerte a ti mismo frente a cualquier actuación.

Si a la bolsa se le quita el aspecto emocional, la psicología de masas carecería de sentido y posiblemente las fluctuaciones en bolsa irían guiadas de forma correlativa a los ingresos o pérdidas que generarán las empresas, pero no se descontarían los sentimientos de posibles beneficios futuros de las mismas, ya que esto sería descontar un sentimiento subjetivo que no podría medirse de forma objetiva.

Seguramente, esté equivocado en mi razonamiento, pero hoy veo tan fundamental ese componente de control del riesgo por ti mismo, siguiendo tu estrategia y tu plan autocontrolándote, en vez de seguir un “método automático” que no te implique, que por ello no valoro de forma positiva el libro.

Pero es cierto, que no todo tiene que ser blanco o negro, hay una gran escala de grises que se pueden combinar de forma óptima para conseguir el sistema más rentable y que nos haga ganadores dentro de nuestras ambiciones personales y metas a conseguir.

 

⚠️CUIDADO CON EL SPOILER ⚠️

A partir de aquí el contenido que vas a leer entra en profundidad con el libro desglosando al detalle cada parte, además comento las enseñanzas que yo he podido extraer para mí.

Si de verdad estás interesado en leerte el libro te recomiendo que dejes aquí de leer este post.

 

 

Resumen de La Distancia del Dinero:

El autor, Luis Francisco Ruiz comienza este ejemplar con las similitudes entre el mundo del deporte y el mundo de la inversión y los mercados financieros.

“En el boxeo y en los mercados, la preparación previa al combate es vital”

En unas líneas, comenta todas las semejanzas con este deporte, mostrando las diversas estrategias que has de seguir para noquear a tu rival al igual que para conseguir ganar en el mercado, porque ninguna fórmula mágica te permitirá alcanzar una fortuna en un abrir y cerrar de ojos, pero sí puedes acabar KO en el primer asalto.

La preparación y la formación es fundamental para enfrentarse a este complejo, pero a su vez fascinante mundo de la inversión.

Mueve el culo, el mundo no te debe nada.

No caigas en las rutinas y no malgastes energía en hacer enemigos.

Son dos de los consejos con el que el autor da comienzo al primer capítulo.

Es obligatorio, que a forma de trabajar y los avances que se tengan en lo relativo a la inversión tengan sentido común y sean contrastados empíricamente.

Como sentido común quiere hacer referencia, a que hay que buscar un orden en tu metodología de inversión, ya que si desconocemos las razones que nos llevan a tomar una decisión, no la apuntamos y hacemos un seguimiento posterior, no podremos aprender de nuestros errores o aciertos.

Yo lo llamaría, tener un cuaderno de notas de inversión y personalmente lo llevo en una libreta, porque creo que es mucho mejor tomar las anotaciones a mano que en cualquier formato virtual (aunque después lo informatices) porque nuestro cerebro piensa de otra forma y al escribir reflexionamos mejor cada una de las palabras que plasmamos en el papel para así ser coherentes con nosotros mismos.

Al igual que siempre recomiendo invertir solo y asilado de ruido, las reflexiones sobre las inversiones a hacer las debes hacer tu solo y sin nadie más, puedes comentarlas previamente o después para buscar la información que necesites, pero creo humildemente que el momento en el que clikas el botón, has de estar solo en un lugar tranquilo y entrar en la posición sabiendo todas las consecuencias que conlleva y no perseguir al precio, sino seguir tu método previamente planteado.

Nuestro objetivo como comenta Ruiz, es superar al mercado o a un bechmark, definido este último como un índice o referencia en la que compararemos el resultado de la estrategia.

 

¿La verdad existe?

Tener criterio para separar el grano de la paja es esencial si queremos adoptar las decisiones adecuadas.

Para ello, debemos de acudir siempre a la fuente original para reducir malentendidos.

“Si yo he podido ver un poco más lejos es porque me he encaramado a los hombros de gigantes”

El autor, con esta frase muestra que hay que aprender de los mejores y saber discernir al respecto.

Basa su obra en la Teoría de Dow.

Charles Henry Dow, fue de los creadores de los primeros índices bursátiles por ello hoy llevan su nombre  Dow Jones Industrial Average y Dow Jones Transportation Average.

Dow, reconocía que en los índices se reflejaba el precio de cierre de todos los sentimientos y conocimientos en materia financiera.

Y que estos índices se mueven por tendencias, que pueden ligarse al comportamiento humano. Exponiendo que existe tres tendencias, la primaria, secundaria y terciaria. Largo, medio y corto plazo.

Dow, para validar la tendencia los dos índices antes mencionados debían de presentar la misma dirección (principio de confirmación).

El volumen, a su vez debía de ser más elevado cuando el mercado alcista tocara a su fin y más bajo cuando el mercado bajista tocara a su fin.

Mientras que para él un ciclo alcista, lo podíamos dividir en una primera etapa de acumulación, con volumen bajo y valoraciones atractivas, seguida de una gran subida, incrementos de volumen y luego el exceso de confianza donde las valoraciones son elevadas, el volumen es elevado y aparece mayor inflación.

Esto se revertería en un ciclo bajista, el cual comenzaría con una fase de distribución donde aparecen las caídas del precio, siendo un tramo de corrección de mercado, luego vendrían la gran caída donde las condiciones y beneficios de las compañías empeoran y por último la fase de desesperación donde las valoraciones bajas, pero continúan las ventas descontando posibles escenarios negativos.

Identificar una tendencia alcista, en los gráficos es unir los mínimos crecientes de una serie de precios. Mientras para identificar una tendencia bajista hay que unir los máximos decrecientes de una serie de precios con una línea.

La tendencia alcista primaria debe tener de media una duración cercana al año.

Para identificar una tendencia es que el DJI el DJT se ha de encontrar en la misma dirección.

Todo es relativo, todo en la vida es relativo; la verdad absoluta no existe exagerar las tendencias alcistas es una gran gama de diferentes activos despegar los precios de sus fundamentales in convertirlo en irracionales, las sugerencias del irracional.

La teoría de Dow protegería mejor el capital si nos adentramos en un periodo de indefinición o de tendencia bajista sin embargo si la tendencia futura va a resultar claramente alcista la mejor opción será comprar y mantener.

Activado las compras cuando el precio actual superaba el precio de hace x días era una estrategia basada en el momento, la estrategia alcista de momento con datos diarios dará señal de compra cuando el día anterior se alcista y no desaparecerá hasta que asistamos a un día bajista de la misma manera ocurrir ocurrirá con datos semanales mensuales y trimestrales.

La estrategia del momento habría obtenido una mejor esperanza matemática que comprar y mantener en todas las series de precios analizadas.

Ir detrás del precio parece una buena estrategia, muchas estrategias pueden parecer atractivas, pero al incluir los costes en los que se incurren dejan de serlo y es que al final lo que interesa es el resultado neto, lo más difícil es un hacer nada, en muchas ocasiones es mejor ahorrarse la comisión y no operar dejando correr los beneficios y no ajustando unos stops que saltan con leves repuntes de volatilidad.

Todo es según el color del cristal con el que se mira, en muchas ocasiones encontrarán interpretaciones opuestas del mismo dato económico de la misma realidad.

Los niveles de soporte no coinciden y las escalas temporales entran en conflicto

Buscamos con reglas claras que todos apunten en la misma dirección las ocasiones en las que coinciden la tendencia alcista primaria y secundaria.

 

Las reglas del momento:

Zona de mejores condiciones cuando el momento sea alcista en todos los marcos temporales.

Buenas condiciones cuando en 3 de los 4 Marcos temporales el momento sea alcista

Condiciones favorables cuando en dos de los 4 Marcos temporales el momento sea alcista

Condiciones aptas cuando en 1 de los 4 Marcos temporales el momento sea positivo

Condiciones no aptas cuando en ninguno de los Marcos temporales del precio tenga un momento positivo

 

Sí con determinadas reglas somos capaces de identificar zonas en que el pasado ha obtenido una mejor esperanza matemática en esas zonas pondremos tomar una mayor exposición sin incrementar el riesgo.

Una figura plana o espacial compuesta de infinitos elementos que conserva un aspecto y distribución independientemente de la escala con el que se observe.

El mar señaló que las olas experimentaban un comportamiento repetitivo un fractal en diferentes escalas, de ahí deriva las ondas de Elliot.

La mayor duración de un impulso o una corrección pertenece al gran súper ciclo y abarca décadas o centurias la menor duración dos movimientos el minuto y se denomina su minuta entre medias encontramos movimientos anuales semanales o mensuales.

Esta elevada subjetividad y la dificultad de programación de la multitud de requisitos exigidos por él y me han llevado al autor a desestimar la herramienta de Elliot para realizar estrategias en los mercados.

El autor también analiza los patrones que dejan los gráficos de velas ya que son más fáciles de detectar, entiende que estos son factibles debido a su facilidad ya que hace que este tipo de patrones tenga un elevado grado de universalidad que favorece su cumplimiento sí todo el mundo observa el patrón y actúa de la misma manera terminará por cumplirse.

La búsqueda de patrones en el precio tiene una mayor utilidad cuando menos subjetivo es el patrón a detectar y más fácil es identificarlo a medida que utilizamos gráficos con un menor marco temporal el ruido se dispara y dificulta una operativa tendencial escapándose a las estrategias o comportamientos de mercado que está estudiando en este libro.

 

Despacito y con buena letra que el hacer las cosas bien importa más que el hacerlas.

El movimiento slow, despegarse de la lucha constante contra el reloj, se puede competir haciendo las cosas bien entregando un buen producto.

Para un buen informe, se requiere tiempo, competir en velocidad no tiene ningún sentido. Las decisiones importantes requieren tiempo y meditación, una buena planificación elimina el estrés y ayuda a llegar con aliento a las fechas de entrega, lo podemos extrapolar a la forma de vivir.

El volumen se identifica con el número de acciones o contratos, mostrando las  unidades intercambiadas en un espacio de tiempo determinado y el efectivo negociado seria la cantidad de dinero.

Todo tiene su tiempo. Tiempo de esperar, tiempo de comprar, tiempo de vender… el sentido de la oportunidad o el timing en inglés es esencial en los negocios, esperar el momento oportuno y seleccionar el lugar adecuado es básico si queremos que una aventura empresarial llegue a buen puerto.

 

Si no arriesgas nada, arriesgas mucho más.

En la vida no arriesgarte llevará a perderte multitud de experiencias una gran compañía, es un cúmulo de riesgos asumidos. El camino hacia el éxito depende mucho más del riesgo que uno puede asumir, que de tener una buena idea o ser un genio.

El riesgo puede definirse como la posibilidad de que ocurra un daño.

No es tarea fácil cuantificar que un determinado evento puede ocurrir en un período de tiempo definido, es más propio de gurús que de profesionales.

El riesgo, lo identificamos con volatilidad y lo definimos como velocidad y amplitud o rango con el que se mueve el precio de tal manera que a mayor velocidad y rango el riesgo de sufrir una pérdida en una posición o cartera incrementa.

Las caídas bursátiles son seguidas de una subida amplia, la volatilidad anualizada un comportamiento que puede extenderse al resto de activos de riesgo o que se mueven a favor del ciclo económico, esta relación es inversa cuando se trata de activo refugio o activos que se mueven en contra del ciclo económico.

 

El dinero es el animal con más miedo que existe.

Cuando en el mercado existe cierto miedo el precio se acelera y experimenta mayores bandazos provocando subidas en el precio de los activos considerados más seguros y provocando caídas en los precios de los activos donde los retornos en los precios se encuentran ligados a una buena evolución del ciclo económico.

En mi opinión, creo que la percepción como tal de los ciclos ha cambiado, la economía se mueve más rápido por los nuevos agentes tecnológicos que en ella convergen. A su vez, el concepto de valor de un activo se ve deformado, se está acrecentando la especulación y vivimos inmersos en una posible burbuja soportada por diferentes instituciones a las que no le interesa que explote y siguen inflándola,  debemos operar controlando esos riesgos buscando empresas que no están en los focos ni en las modas; buscar una estrategia y contar con el factor manipulación en los mercados. Ya que me grabo a fuego la frase de Keynes: los mercados podrán ser irracionales mucho más tiempo que nosotros solventes.

 

Después de la tormenta siempre llega la calma.

El autor plantea que es menos conocido el dicho de que la volatilidad es tu amiga, cuando esta es una gran oportunidad de compra de cara a largo plazo, debido a las valoraciones atractivas de las empresas. Más de uno de los inversores con experiencia y que han sufrido situaciones de máximo estrés habrán terminado por vender su cartera a precios de suelo de mercado, mientras la volatilidad para seguirla como estrategia consistiría en comprar cuando está repunta por unos niveles que consideramos críticos.

La volatilidad tiene una virtud y es que muestra estabilidad, es decir, que cuando se encuentra por encima de la media lo más normal es que continúe por encima de la media.

Los jugadores de boxeo entrenan de forma incansable los golpes con el fin de mejorarlos y analizan al oponente para conocer sus debilidades y sus fortalezas, con el fin de establecer una estrategia, su gran capacidad de esfuerzo que le lleva a luchar cada asalto.

Dentro del sistema que plantea el autor, basado en la estadística también busca un análisis técnico aplicado a los mercados de renta variable que nos permita mejorar el binomio entre rentabilidad y riesgo.

Las condiciones óptimas de compras serán el precio al que se encuentre en una tendencia alcista tanto primaria como secundaria con un volumen de negocio creciente y superior a la media y con un momento al alza.

Por el contrario, las condiciones óptimas de ventas se darán cuando el precio se encuentre la tendencia bajista, primaria y secundaria con un volumen de negocio decreciente inferior a la media y un momento a la baja.

Una volatilidad, nos permitirá reducir el riesgo de nuestra posición, si es lo que deseamos producir a estos automatismo para facilitar la gestión y reducir parte del peso emocional de la toma de decisiones de inversión.

Las ventajas de los sistemas automáticos son claras, permiten al inversor un mayor grado de desconexión del mercado que reduce el castigo emocional de esta manera evitarás la tentación de recoger beneficios hasta que el sistema no lo haga y no dejará correr las pérdidas porque el sistema se girará con la tendencia.

Es sacándolo del mercado, trabajar de forma automática con un sistema sólido previamente testados nos permitirá conocer parte de nuestros límites entrando en el mercado de forma controlada o monitorizada.

Es difícil perder durante un tiempo prolongado y continuar confiando en tu capacidad, si encima esas pérdidas derivan de haber desobedecido tu sistema el castigo mental es superior y constante, tardando más tiempo para recuperarte o lo que es peor llevando a más decisiones equivocadas .

Al final lo que nos ayudará cuando aparezcan los cisnes negros,  será un sistema que haya pensado que esto existe y que no son una invención del mercado  que puede comportarse de forma irracional más tiempo del que tú puedes permanecer solvente.

El análisis técnico es la más sencilla y la mejor brújula para orientarse en el mundo de los precios y las cotizaciones para nuestra supervivencia, es más esencial tener claro el comportamiento del adversario y saber cómo actuar en cualquier situación que exquisitos análisis de una posición.

Pero como inversores, como bien dice el autor:

Solo se sabrá hasta dónde puedes llegar cuando comiences a pelear.

Y eso es todo, lo que desde mi punto de vista me ha aportado más valor del libro, es posible que no le haya sacado el jugo que debería como os he comentado en el apartado de mi opinión.

Gracias por haberme regalado parte de vuestro tiempo leyéndome y sobre todo espero que os haya gustado el artículo. Saludos y os deseo buenas inversiones.

 

 

 

 

 

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “La Distancia del Dinero”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *