¿Qué son las OPCIONES?

Las opciones son un derivado financiero.

Y un derivado financiero, es un producto que su valor suele derivar de otro activo subyacente, es decir, el valor de este producto deriva siempre de otro que actúa como referencia.

Las operaciones que se pueden realizar con los derivados suelen ser para cubrirse de alguna operativa o la mera especulación.

Entonces… ¿Qué son las opciones?

Es un derivado financiero, que llamaré contrato, donde el comprador de este contrato posee un derecho, de vender o comprar cuando venza dicho contrato el subyacente de referencia, al precio que se estipulaba de antemano en dicho contrato.

Entonces, este comprador se está asegurando el precio de compra o de venta de un activo concreto, en un plazo concreto.

Mientras que la otra contraparte, es decir, el vendedor tendrá la obligación de pagar a vencimiento del contrato el beneficio que vaya a percibir el comprador de esa Opción.

Sé que de primeras puede ser algo complejo, por lo que primero comentaré las partes que componen este tipo de contratos, qué tipos de opciones existen, seguido de un pequeño ejemplo en cada una.

Las opciones se componen de:

La Prima: este sería el montante, que paga el comprador por adquirir la opción, es decir, es el desembolso inicial que hace el comprador para adquirir el derecho de compra.

El Vencimiento: hace referencia la fecha hasta la cuál cotizan estos contratos y en la que se puede ejercer el derecho que ha adquirido el comprador de la opción pagando la prima. Normalmente esta fecha de vencimiento suele ser el tercer viernes de cada mes.

Precio de ejercicio /strike: precio pactado, donde comprador de la opción tiene derecho a comprar o a vender el activo subyacente en la fecha de vencimiento.

¿Qué tipo de opciones hay? En resumen, Call y Put. (Ponerse en largo o en corto)

Las opciones Call:

Le otorga al adquiriente derechos de compra en la fecha de vencimiento del contrato, respecto del activo referencia, al precio que se estipuló previamente, antes de pagar la prima. Ese precio sería el strike.

El comprador de este tipo de contratos, tiene unas expectativas de que el activo referencia del contrato subirá durante el periodo del mismo.

En este ejemplo que os pongo en imágenes me he ido al bróker DEGIRO y buscado aleatoriamente los Strikes que se están negociando para las acciones de Iberdrola para Septiembre de 2021.

En la primera imagen podéis observar los rangos de precio que se negocian.

La nomenclatura IBE 9.25 17SEP21 significa que las acciones son de Iberdrola y que estás adquiriendo un contrato con fecha de vencimiento el 17 de septiembre de 2021 el cual te dará derecho a comprar las acciones a un precio de 9,25€ cada una.

Normalmente, los contratos de opciones con acciones son lotes de 100 unidades.

Por ello, en la segunda imagen donde hago el intento de emitir una orden de compra coloco que quiero 1 lote de contratos y que pagaré 1€ por cada contrato, por tanto, la orden de compra que lanzo al mercado tiene un valor para mi de 100€ y si se me ejecuta esta sería la prima que pago por obtener los derechos de compra.

Que opciones tienes, cuando adquieres esta opción, pues por un lado, cuando llegue el vencimiento del contrato, puedes decidir si ejecutar tu derecho de compra o no, es decir, si comprar las acciones a 9,25€ o no.

Eso conlleva, que si IBERDROLA el 17 de septiembre de 2021 cotizara a 10,25€ tu podrías comprar 100 acciones a 9,25€ y posteriormente venderlas a 10,25€.

También puedes no hacer nada, si por ejemplo las acciones finalmente cierran ese día a 8€ puedes tan solo perder la prima que pagaste, esos 100€ y no hacer nada al respecto.

O bien, antes de que llegue la fecha de vencimiento, el mercado de las opciones, tiende a ser muy volátil.

Por lo que al siguiente día de haber adquirido este CALL, Iberdrola suba a 11,25€ su cotización y la prima de los contratos que posees, pasen a valer en vez de 100€ su precio sea de 300€ y decidas, vender tus opciones a ese precio, anotándote un beneficio de 200€ sin tener que esperar a fecha de vencimiento.

Las opciones Put:

Son justamente la operación contraria a los CALL otorga a su comprador el derecho a vender un determinado subyacente a un strike determinado en una fecha futura pactada.

Con la adquisición de este contrato, el inversor o especulador, muestra una estrategia bajista, es decir, para que este se beneficie, el activo subyacente referencia de su contrato debe de “caer” en el periodo de tiempo concreto que dura el contrato.  

Como ejemplo esta vez pondré las opciones en vez de empresas, las de índices, que es con las que personalmente operé y perdí bastante dinero.

Como índice de referencia usaré el IBEX 35 ya que es más fácil de explicar.

En primer lugar, aclarar que la prima que se paga de una opción sobre un futuro del IBEX 35 nos costará el resultado de multiplicar los puntos por el multiplicador del índice, que en el caso del futuro del Ibex 35 es de 10€ por punto y del mini-Ibex es de 1€ por punto.

En el ejemplo que os voy a comentar, yo siempre he operado en el mini-Ibex así que creo que os será fácil entenderlo con las imágenes y mi explicación, pero si queda alguna duda la puedo resolver sin problema.

El día que estoy redactando este artículo 09/08/2021 el IBEX 35 está cotizando en 8858 puntos. Y tras analizarlo, estimo oportuno que para el 17 de septiembre de 2021, el índice tendrá una cotización inferior a los 8000 puntos.

Exactamente creo que el índice para esa fecha puede estar entorno a los 7800 puntos (Aclaro que esto es un mero ejemplo y estoy dando datos aleatorios para que sea más fácil la explicación).

Entonces, según mi análisis veo oportuno posicionarme a la baja y comprar un PUT de que el índice caerá por debajo de los 8000 puntos.

Como podéis observar en esta imagen, hoy se están cotizando solo 5 contratos para ese día de vencimiento y en esa franja de los 8000 puntos y el precio de oferta es 28€ y de demanda es 37€, es decir, tiene un precio medio de 32,50€ pero si pones una orden a 32,50€ seguramente no se te llegue a comprar.

La oferta, es lo que compradores como yo estarían dispuesto a pagar hoy por ese contrato y la demanda, es el precio que la contraparte ahora mismo está dispuesto a cobrar para venderte a ti el contrato.

Entonces, si la orden no se ejecuta, deberás de pagar al menos los 37€ que están solicitando, para redondear los números, pongamos que compramos un contrato finalmente por 30€.

Por lo tanto, ahora tenemos un PUT de que el IBEX 35 caerá por debajo de los 8000 puntos para el día 17 de septiembre de 2021.

Al igual que el CALL que comenté antes, tenemos varias opciones como inversores.

La primera, especular con el valor de la prima del contrato que hemos comprado.

Mañana sale una noticia con gran impacto y el IBEX cae hasta los 8400 puntos y solo por la caída puede que nuestro contrato se revalorice la prima hasta los 120€ por poner una cifra, entonces si decidimos venderlo ganaríamos 90€. (Eso sin contar las comisiones de compra y venta oportunas que te aplica el bróker).

Por otro lado, podríamos esperar al vencimiento del contrato ahí tendríamos 2 escenarios

A. El IBEX el 17 de Septiembre de 2021 cierra a las 17:30 a 7800 puntos.

Entonces automáticamente nuestro bróker realiza la cuenta de 8000-7800 y nos ingresan en nuestra cuenta 200€ porque como estábamos operando en el mini Ibex cada punto, equivale a un euro. Y habíamos comprado un contrato de que caería por debajo de 8000.

Por tanto, habríamos ganado 200-30 un total de 170€ (sin considerar comisiones).

B. El IBEX el 17 de Septiembre de 2021 cierra a las 17:30 a 8900 puntos

Entonces automáticamente nuestro bróker liquida la posición por el valor de 0 euros  y no nos ingresan nada.

Nosotros habríamos perdido las prima y las comisiones que pagamos en su día, en este caso 30€

Os dejo por aquí dos imágenes para que veáis la última opción que compré que fue un PUT del Ibex con vencimiento el 19 de Marzo de 2021 a que caería por debajo de los 7600 y pagué una prima de 50€ + 0,50€ de comisión.

Como lo aguanté hasta vencimiento y no se dieron las circunstancias previstas en el contrato, su valor final fue cero.

¿Para qué sirve una opción?

Pues como he ido comentando podemos enfocarlas con diferentes perspectivas.

Por un lado, la especulación es una apuesta a la subida o a la bajada del precio de un activo, los ejemplos que he puesto son puramente especulativos.  

Por otro lado, podría servir como cobertura, consistiría en la eliminación del riesgo de un activo durante un periodo determinado, es decir con la cobertura podemos proteger nuestra cartera.

Es decir, si yo estoy invertido en un fondo con el que replica al IBEX35 y queremos cubrirnos quizás en un mes de turbulencias, podemos comprar un PUT con un strike cercano a los niveles actuales que está el IBEX y con vencimiento a dentro de un mes, de esta forma si cae, el valor de nuestro fondo caerá, pero se verá compensado con los beneficios que reporten la opción.

Es cierto, que en la práctica no es tan fácil ya que puedes estar pagando una prima sobrevalorada, pero a modo de comprender las funciones de las opciones nos vale el ejemplo.

Mi experiencia con las OPCIONES:

Bastante nefastas como podéis leer en los artículos que escribí al respecto (click aquí), pero es cierto que es un producto muy interesante con el que poder aprovecharse de las caídas puntuales como el Covid-19 o el Brexit u otros eventos de mayor calado.

Así que como ya sabéis, lo mejor es conocer el máximo de herramientas que podamos, que no por ello tenemos que utilizarlas, pero si llega el momento oportuno poder hacerlo y aprovechar cada circunstancia.

Porque algo que, si tenemos que tener claro, es que el mejor inversor es aquel que sabe ver las oportunidades y sobre todo aprovecharse de ellas, siempre manteniendo la ecuación rentabilidad-riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *