Análisis fundamental de Alibaba

Como hemos visto en posts anteriores sobre esta empresa, el rendimiento este último año no ha sido especialmente bueno.

Sin embargo, la compañía no ha dejado de crecer en términos económicos, y es por lo que vamos a realizar un análisis fundamental sobre Alibaba.

Antes de comenzar, voy a aclarar que los números que vamos a ver van a ser los correspondientes a las columnas que pongan RMB (yuan chino), para poder comparar mejor los datos.

Una vez dicho eso, empecemos con lo interesante, teniendo en cuenta que esta empresa presenta resultados anuales en marzo, por lo que por ejemplo cuando ponga 2021 en realidad nos estamos refiriendo desde marzo de 2020 a marzo de 2021.

Balance de Alibaba

Empezando por el balance podemos observar que las partidas subrayadas son las más importantes e indican lo siguiente:

El cash es el efectivo y podemos observar cómo no ha variado prácticamente nada y se mantiene constante sin una alteración significativa que pueda ser un síntoma de preocupación.

Por otra parte, es conveniente observar la partida de “Property and equipment” ya que es la que nos indica si la empresa ha estado comprando naves industriales, maquinaria, etc., y que sería positivo que aumentase ya que esto significaría que la empresa se está expandiendo, como parece ser el caso.

La empresa dirigida por Jack Ma no tiene deudas y es por ello por lo que en el apartado del pasivo no se encuentra ninguna partida que haya que destacar.

Por último, el total de activo, pasivo y patrimonio neto lo usaremos al final del post para calcular los ratios y ver la solvencia, endeudamiento, etc., de la empresa.

Cuenta de pérdidas y ganancias de Alibaba

El siguiente documento a analizar es la cuenta de pérdidas y ganancias en el cual vamos a detenernos un poco más ya que es el más interesante.

En primer lugar, se mira el apartado de ingresos (revenues) y se puede observar como desde 2019 (realmente desde que salió a bolsa, pero me limito a la imagen mostrada) hasta 2021 vienen aumentando a un ritmo consistente, aumentando de 2019 a 2020 un 35% y de 2020 a 2021 un 40%.

Ahora bien, los ingresos solos, aunque muy importantes, no es el resultado del ejercicio, ya que la empresa también concurre en una serie de gastos.

He señalado sin embargo solamente los gastos realizados para conseguir esos ingresos, por ser los de más relevancia y mayor cuantía en la empresa, aunque también va a haber otros gastos de marketing, personal, etc.

Una vez restado todos estos gastos nos quedaríamos con el “Income from operation” que es lo que conseguimos realmente cuando a los ingresos le restamos todos los gastos necesarios para su consecución.

Así podemos observar como si bien es cierto que de 2019 a 2020 sí aumentaron, de 2020 a 2021 incurrieron en más gastos, debido principalmente a los esfuerzos que tuvieron que hacer durante la pandemia, además de por el crecimiento natural de la empresa.

Y finalmente llegamos a los beneficios obtenidos.

En este caso vemos una mejoría anual bastante considerable, aumentando de 2019 a 2020 un 75% y de 2020 a 2021 un 2%, motivado en cierto modo por la pandemia.

Por último, vamos a observar el número de acciones en circulación y vemos como se ha mantenido bastante constante con el paso de los años, por lo que no se ha producido ninguna dilución del poder de los accionistas, lo cual siempre es una buena señal.

Estado de flujos de efectivo de Alibaba

En relación a este estado vemos como la sociedad con sus operaciones ordinarias ha ganado dinero y cada año va ganando más.

Es decir que, aunque veamos que el beneficio obtenido entre 2020 y 2021 no hayan aumentado casi, esto se debe a que ha incurrido en más gastos extraordinarios a la actividad ordinaria de la empresa, ya que esta ha seguido aumentando a un ritmo bastante aceptable.

Ratios 2020:

En cuanto a los ratios a analizar más importantes quedaron así:

Un ratio de endeudamiento inexistente, ya que como vimos en el balance no tiene deudas, y por tanto es una situación ideal en un principio.

Por otro lado, el ratio de capital propio es muy bueno ya que significa que prácticamente todo el activo de la sociedad es de la empresa y de los accionistas y no hay prácticamente nada que dar a terceros ajenos a la sociedad.

Consecuencia de los dos ratios anteriores, podíamos prever que el ratio de solvencia fuese muy bueno, ya que lo ideal es que este sea superior a 1,5 como es el caso.

En cuanto al Pay-Out Ratio, como la empresa no reparte dividendos, este va a ser de 0%, lo cual no me desagrada ya que soy de la particular opinión de que, si la empresa es capaz de reinvertir efectivamente el dinero que tendría que darme en dividendos, a la larga voy a salir ganando. Y en esta empresa parece que están haciendo las cosas bien, como así hemos podido comprobar en la cuenta de pérdidas y ganancias.

En cuanto a los dos últimos ratios, estos son de un 13,34% lo que si bien es cierto no es un ROE espectacular, tampoco nos podemos quejar, ya que mientras que sea superior a por ejemplo los bonos del Estado, le estaremos sacando rendimiento.

Por último, me gustaría destacar que tiene un margen de beneficios de un 20%, lo que se sitúa a niveles de empresas como Apple, por lo que el porcentaje del precio que se convierte en beneficio es bastante bueno.

Predicción:

El precio para finales de 2021 que tengo como objetivo según las estimaciones es de entre 185$ y 235$. Este rango tan grande se debe a que dependiendo de que métricas utilicemos para su cálculo nos saldrá un resultado u otro.

Esto aún así supondría como mínimo un aumento de un 11% y podría llegar hasta un 40% lo cual ya empezaría a ser un retorno bastante importante.

Además, esta revalorización la podría llegar a ver posible ya que ha estado cotizando a precios más altos.

El PER utilizado para hallar el precio objetivo es de 25, un PER estándar y bastante común en muchas empresas. Este PER podría haber sido más alto sin embargo al ser una empresa china y que reine la desconfianza he querido ser bastante conservador.

El precio objetivo me salía en torno a 7,39 y 7,81 dólares por acción para finales del año 2021.

Conclusión:

Aunque estemos ante una empresa de un calibre impresionante, con unas cuentas impecables y creciendo a un ritmo constante de dobles dígitos, la situación de guerra que se vive entre Jack Ma y el Gobierno Chino, así como las regularizaciones que se les quiere imponer a todas las empresas tecnológicas, actúan de contrapeso.

Por tanto, en mi opinión, aunque pueda haber revalorizaciones muy buenas de aquí a final de año, invertir en Alibaba Group ahora sería invertir en contra del Gobierno Chino y creo que hay muchas empresas muy buenas y sin estos riesgos, por lo que de momento y hasta que se mejore la situación prefiero mantenerme al margen.


Autoría:
 Leonardo Benítez

Puedes encontrarlo en:

Twitter: @leoo_bp

Linkedin: Leonardo Benitez

Otros relacionados con este autor:

ROLLS ROYCE (RR)

COSTCO WHOLESALE (COST)

-TATTOOED CHEF (TTCF)

-Análisis completo de Aston Martin

disclaimer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *