ROLLS ROYCE (RR)

Cuando hablamos de Rolls Royce (RR), todos nos imaginamos coches imponentes y lujosos, frutos de una vida de éxito.

Pero, sin embargo, cuando queremos analizar la acción de Rolls Royce, no hablamos de coches, sino que hablamos de una empresa que fabrica motores aeroespaciales y energía nuclear, así como distintos sistemas de energía.

No obstante, no estamos hablando de otra empresa con el mismo nombre ni nada por el estilo, simplemente, que la compañía dividió la empresa y la que cotiza en bolsa es la relativa al sector aéreo y de energía.

Una vez aclarado esto, si estabas aquí por analizar una empresa automovilística, si no, te invito a quedarte y a explicarte un poco más sobre la misma.

Rolls Royce se centra principalmente en tres negocios que conforman casi la totalidad de sus ingresos.

Por un lado, suministra motores para la aviación convencional, y sobre los cuales centraremos nuestro análisis posterior. Actualmente ha suministrado más de 13 mil motores para más de 30 tipos de aviones, centrándose en los últimos años en los aviones de largo alcance.

El segundo sector más importante dentro de la empresa es el de los sistemas de energía, en los cuales buscan crear motores más rápidos y eficientes.

Y por último el sector de defensa, en el cual es de vital importancia los motores para aviones y helicópteros (sector en el que se especializa la empresa), así como el soporte nuclear.

Fruto de esta demanda nuclear por parte del ejército, el Gobierno británico dotó a Rolls Royce con un contrato por más de 230 millones de libras para el mantenimiento de los submarinos nucleares.

Y, además, han dado a conocer un programa de instalación de entre 10 a 15 mini reactores nucleares para 2029. Estos mini reactores buscan tener un diseño limpio y ser pequeños para protegerse mejor de posibles ataques terroristas.

Pero esto no me termina de convencer por dos razones, la primera es porque en un mundo más concienciado con el medio ambiente, creo que podrían existir problemas en el futuro y que se quedasen a medio camino del proyecto, pues si bien es cierto que no es tan contaminante como otras energías, hay muchas que son más limpias.

Y el segundo motivo, es que es mucho más barato construir una central nuclear grande que 10 pequeñas, y así lo explica Paul Dorfman, profesor del University College London: “Es mucho más económico construir una unidad de 1.2 GW que una docena de unidades de 100 MW”.

Una vez visto esto, vamos a volver al tema de la aviación civil, puesto que ya hemos dicho que es el sector principal y de donde obtiene la mayoría de sus ingresos ordinarios.

Y para abordar esta parte del post desde la perspectiva adecuada, nos tenemos que remontar hasta el 2011, año en el cual decidieron dejar de fabricar motores para aviones de cuerpo estrecho (aviones de corta distancia), para centrarse en aviones de cuerpo ancho y dejando a sus rivales General Electric y Pratt & Whitney los de cuerpo pequeño.

Sin embargo, la crisis del coronavirus ha paralizado el mundo de la aviación y del turismo, por lo que Rolls Royce se vio muy afectada y cayó mucho en bolsa, debido a las pérdidas millonarias que empezaron a tener.

Esta crisis ha provocado una reorganización de los viajes, y la gente, como mucho hará viajes más pequeños a zonas más próximas a sus casas, por lo que desde la empresa esperan que la demanda de aviones de largo recorrido no crezca al ritmo que se tenía en mente.

Es por ello por lo que Rolls Royce ha mostrado su interés en volver a estos aviones de “pasillo único”.

Rolls está bastante unido a Boeing y mucho de los motores fabricados va para esta empresa, sin embargo, los múltiples escándalos que han rodeado a Boeing, tampoco le han hecho un favor a la empresa de aviación.

Son por todos estos inconvenientes por lo que la compañía está tratando de volver a la rentabilidad, ya que actualmente la pandemia se está llevando más de 5.600 millones de dólares de efectivo.

La búsqueda de estos nuevos horizontes se centrará sobre todo en el negocio de los sistemas de energía, sobre todo en las renovables y en las energías de cero emisiones de carbono como la híbrida.

Esto tiene como misión estar a la cabeza cuando los aviones empiecen a usar este tipo de combustibles, como por ejemplo el avión que Airbus prevé crear para 2035 y que esté impulsado por hidrógeno.

Por lo tanto, a modo de conclusión, no me gusta el rumbo que está llevando a cabo la empresa ya que si quiere seguir viva tendrá que reformar su modelo de negocio completo, pues no será capaz de vivir con estas pérdidas durante cinco años más, por ejemplo.

Además, a esto hay que sumarle que la situación no parece mejorar y se ha descubierto una nueva cepa del virus en Reino Unido que quizás hace que las fábricas cierren una temporada, lo cual no se puede permitir.

Así que, a largo plazo y si la situación mejora, puede ser una buena acción para comprar, pero actualmente no le veo una clara subida.

Aún así, haré un post sobre sus fundamentales y su técnico para que tengáis una visión mejor de la empresa por si a vosotros os gustaría invertir por vuestro perfil de inversión (Si quereis saber que tipo de inversor sois, click aquí).



Autoría:
 Leonardo Benítez

Puedes encontrarlo en:

Twitter: @leoo_bp

Linkedin: Leonardo Benitez

Otros Post de este autor en relación con la empresa Aston Martin:

Nuevos proyectos de Aston Martin

Análisis fundamental primer semestre 2020 de Aston Martin

Análisis técnico de Aston Martin Septiembre 2020

disclaimer

Fuentes de información visitada:

Rolls Royce Oficial

Xataka

Economía Hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *